SuperVillano

Un ambicioso y complejo plan para suprimirte.

El comentario Perfecto

with one comment

No existe comentario a un post igual, referente al anteproyecto de ley de economía sostenible, a la sociedad 2.0, al futuro de Internet y cultura en la red, que refleje mejor, de una forma clara, contundente y sencilla, lo que pensamos la mayor parte de los internautas Españoles (bajo mi punto de vista claro esta), por eso lo declaro “El Comentario Perfecto” y lo asciendo a categoría de “Brillante Post”:

La gran mentira de todo esto es «sólo se actuará frente a los que se apropien y exploten de forma masiva los derechos ajenos”. Porque la realidad es que los que explotan de forma masiva los derechos ajenos son los grandes distribuidores, pero lo hacen de forma legal. El P2P es otra cosa. Y es algo maravilloso. No es más que el intercambio entre particulares, algo que es completamente legal, y por eso todas las sentencias contra webs de enlaces tuvieron el mismo resultado: sobreseimiento.

Toda la vida ha existido el intercambio entre particulares, y es algo muy bueno para la cultura. Si yo le doy a un amigo un libro que me gustó y él se lo da a otro y luego a otro, etc. al final muchos leemos el mismo libro pagándolo una sola vez, pero no creo que esto sea nada malo sinó todo lo contrario, aparte de ser, por supuesto, completamente legal. Con la tecnología P2P se hace algo parecido, la gente comparte música, películas, etc. que le gustan con otra gente. La única diferencia está en que la tecnología actual permite hacerlo con mucha más gente que tenga tus mismos gustos. Pero no es nada ilegal, ni tampoco es algo malo sinó todo lo contrario. Es algo muy bueno, muy enriquecedor, se está transmitiendo cultura. A lo largo de la historia se ha deseado algo así, y han existido bibliotecas que ayudaban a compartir la cultura entre mucha gente, e internet es una grandísima y maravillosa biblioteca. Aunque claro, igual es que también pensamos que las bibliotecas son algo malo, o que solo deben tener libros de autores muertos o alguna barbaridad por el estilo, pero es un grave error.

Por otro lado está el aspecto industrial, el negocio. Por supuesto, con este intercambio de cultura entre particulares gastando mucho menos (tampoco es cierto que sea completamente gratis, pues ni las líneas, ni los soportes de almacenamiento lo son) hay alguien que pierde. La gran mentira de las distribuidoras es decir que la que pierde es la cultura. No es cierto. Las que pierden son ellas que, acostumbradas a su negocio obsoleto de vender copias, pierden su poder de intermediación entre el artista y el consumidor. Sin embargo la cultura triunfa. En los últimos años la gente compra menos CDs, es cierto, pero también compra más tonos de móviles o canciones a través de iTunes, y, sobre todo, acude más a conciertos. Además, ahora es mucho más fácil conocer nuevos grupos, y no sólo los más grandes que se promocionan a través de los 40 principales.

Así que excepto los poquísimos artistas que ya ganaban millones, que ahora siguen ganando mucho pero no tanto, todos los demás ganan mucho más. Lo mejor que puede haber para un artista es que la gente lea, vea o escuche su obra, e internet facilita mucho esto último. Además de la cultura, internet y las nuevas tecnologías son fundamentales para el desarrollo de un país en el siglo XXI, pero el Gobierno no toma suficientes medidas para favorecer su desarrollo (lo de la banda ancha universal está muy bien, pero España es uno de los países con un internet más caro) y muchas veces hace todo lo contrario, como establecer un canon injusto e indiscriminado sobre los soportes digitales.

Volviendo al tema inicial, el de las webs de enlaces P2P, y ahora que el gobierno parece haberse dado cuenta de que la redacción inicial de esta disposición adicional famosa es contraria a la constitución (artículo 20.5 Solo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.) quiero explicar por qué los jueces, una y otra vez, se niegan a cerrar estas webs. Para eso hay que entender que son estas webs. Se trata de webs de enlaces, no son webs a las que uno accede y se descarga el contenido, simplemente dan la dirección para encontrar particulares que comparten el contenido que te interesa. Para que se entienda mejor y volviendo al símil de las bibliotecas, que son la red de archivos compartidos por usuarios particulares, pues estas webs lo único que hacen es dar información sobre las bibliotecas sobre donde se encuentran, pero no son las bibliotecas en si. Aunque compartir fuese ilegal (que no lo es), nunca sería un delito de una magnitud como para que se pueda criminalizar también la comunicación pública del mismo. Y si se cambiase la ley para que pasara a ser delito, la primera web que habría que cerrar es la más visitada de España, que se llama google, y que enlaza a millones de contenidos con copyright. Y ya que menciono a google, es un buen ejemplo de como un servicio gratuito puede generar ingresos a sus creadores.

En el mundo de la música, que es uno de los negocios culturales que más rápido evolucionan frente a los avances culturales, existe un programa llamado spotify donde se puede escuchar música gratuita de millones de artistas incluyendo la gran mayoría de los más conocidos. El servicio se financia con publicidad o mediante cuentas premium, que pagando unos 10€ al mes permiten escuchar toda la música que se quiera sin anuncios. También fue el mundo de la música el primero en protestar diciendo que la cultura estaba a punto desaparecer: «Preveo un marcado deterioro de la música, una interrupción del desarrollo musical del país y gran cantidad de otros daños […] por virtud, o mejor dicho, por vicio, de la proliferación de las máquinas reproductoras de música” decía John P. Sousa en 1906 hablando del invento del gramófono. Pero la música no murió, sinó que floreció mucho más gracias a la tecnología. Eso si, hubo gente que salió perdiendo, pues muchos músicos que lo único que hacían era reproducir canciones para ambientar salones, restaurantes, etc. fueron sustituídos por el nuevo invento. Mientras, la música en si generó mucho más dinero.

Y ya para terminar que me estoy alargando mucho, a ver si de una vez el Gobierno le mete mano a esa mafia que es la SGAE, odiada por prácticamente todos los españoles por su afán recaudatorio. Cobran por todo: en bares y restaurantes, en peluquerías que tengan radio, en las fiestas del pueblo, en conciertos benéficos, en Fuenteovejuna por representar la obra que lleva su nombre, y un largo etc.

Autor/a: email Galicia 11:41 pm el 3 Diciembre 2009 (Anonimo/a Galicia)

fuente: http://davidcierco.com/

Written by doctorkapikua

enero 21, 2010 a 11:50 am

Publicado en Uncategorized

Tagged with , ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Buenísimo

    Luthien

    enero 21, 2010 at 9:14 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: